Celsia aporta energía solar a 50 viviendas, que donarán Postobón y la Organización Ardila Lülle, a familias de San Andrés y Providencia

Yumbo, Valle del Cauca   . –   Celsia se sumó a la iniciativa de Postobón y la Organización Ardila Lülle (OAL) para donar 50 viviendas al proceso de reconstrucción de las islas de San Andrés y Providencia, afectadas por el huracán Iota.

La compañía hará más sostenibles estas soluciones habitacionales en términos ambientales y económicos para las familias que se beneficiarán, con la dotación e instalación de paneles solares para autogeneración de energía, que estarán interconectados a la red eléctrica, lo que les permitirá tener ahorros importantes en el costo de este servicio público esencial, además de contribuir en la mitigación de los efectos del cambio climático.

«San Andrés y Providencia, ahora, más que nunca, necesitan de la gestión prioritaria del Gobierno Nacional y de la solidaridad de los colombianos para lograr la reconstrucción de este paraíso natural y el bienestar de sus habitantes. En este sentido, el aporte que desde la empresa privada podamos dar será muy importante en esta suma de esfuerzos, y por eso, sin dudarlo en Celsia nos vinculamos a esta iniciativa de Postobón y la Organización Ardila Lülle, para iluminar con energía renovable los nuevos hogares de 50 familias, que perdieron sus casas en esta emergencia natural,» afirmó Ricardo Sierra, líder de Celsia, empresa de energía del Grupo Argos, al agregar que «nos encanta hacer parte de una iniciativa con una organización con la que tenemos sinergias y nos une la sostenibilidad».

Cada solución solar tendrá una capacidad de generar en promedio 35 kW-hora/mes, energía que permitirá atender necesidades básicas de un hogar. Esta constará de un panel de 265 Wp (vatios pico), microinversor y demás elementos eléctricos necesarios para que el sistema produzca energía en cada hogar

Las casas son desarrolladas por la empresa Núcleos de Madera, que pertenece a la OAL. Cada una de ellas cuenta con 50 metros cuadrados, tres habitaciones, sala, comedor, cocina, baño y una pequeña terraza de entrada, además de las instalaciones sanitarias y eléctricas necesarias para conectarse a los servicios públicos. Cumplen también con la Norma Colombiana de Sismo Resistencia y estarán reforzadas estructuralmente. Adicional a esto, serán pintadas con colores propios de la cultura caribeña.

La ubicación de las viviendas y la selección de los beneficiarios, en la isla de San Andrés o en la de Providencia, será definida por el Gobierno Nacional, una vez culminen las labores de recolección de escombros y limpieza de la zona, así como la evaluación de riesgos y se pueda determinar los lugares seguros y viables para el montaje de las nuevas viviendas. Esta donación es posible gracias a un trabajo articulado con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, y la Gerencia para la Reconstrucción de San Andrés y Providencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *